El viaje de Baldassare

Alianza. Madrid (2000). 485 págs. 3.800 ptas. Traducción: Santiago Martín Bermúdez.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Nacido en Líbano en 1945, Amin Maalouf ejerce el periodismo y la literatura en París, donde fijó su residencia desde el comienzo de la guerra civil en su país natal. Además de lograr un notable éxito editorial -ha vendido sus libros por centenares de miles en varios idiomas-, ganó el Premio Goncourt en 1993 con La roca de Tanios.

El viaje de Baldassare es el periplo por el norte del Mediterráneo, Centroeuropa e Inglaterra de un culto y rico librero de origen genovés, asentado en Líbano. Este personaje renacentista viaja acompañado por dos familiares y una atractiva dama -que aporta los rasgos románticos y las referencias eróticas- tras el rastro de un mítico escrito sobre el centésimo nombre de Alá, en el que se dice que está la clave capaz de resolver el enigma sobre el fin del mundo anunciado para el año 1666.

El desarrollo del argumento, sin embargo, es una retahíla enorme de diferentes tipos de aventuras, sorpresas y situaciones que no acaban de convencer por sus tópicos, la superficialidad de los personajes, la ausencia de descripciones ambientales geográficas y costumbristas y la falta de tensión. La novela, finalmente, llega a resultar aburrida o al menos carente de incentivo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares