El testamento de un trovador

TÍTULO ORIGINALA Troubadour’s Testament

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Península. Barcelona (1999). 155 págs. 1.950 ptas.

Siglo XII, Aquitania, corte de trovadores de la reina Leonor, época de guerra, religión y amor cortés: Marcabrú -famoso trovador- siente por Amadée de Jois un amor de este tipo; el amor es elevado a un nuevo nivel de sensibilidad y sustituye a lo caballeresco como código de conducta. La herejía cátara o albigense exigía a los perfectos la huida de todo lo material e impuro: ¿es lo que explica la enigmática y compleja relación entre estos dos enamorados?

A la muerte de una persona célebre, los que la habían conocido iban completando un pergamino con sus recuerdos y comentarios hasta elaborar lo que se conocía como rollo de muerte. Un estudioso de nuestro siglo descubre el que se confeccionó a la muerte de Amadée -ocurrida en misteriosas circunstancias- y recorre el país, siguiendo el itinerario que le marcan los distintos párrafos y poemas que aparecen en el rollo, hasta desentrañar esta intensa historia de amor, religión y literatura.

De innegable atractivo, más que novela histórica o romántica, es una novela de ambiente y, sobre todo, de ideas, preferentemente destinada a un público culto. Un vocabulario preciso y un modo de narrar elegante son los instrumentos que convienen a esta historia de amor. El contenido incluye una velada crítica a la Iglesia católica que ya apareciera, más explícita, en la anterior novela publicada en España por este autor, El sueño de un cartógrafo. Cowan, ensayista australiano nacido en 1942, ha escrito una breve y ambiciosa obra de arte que descifra una época, una visión del amor y una teoría sobre el valor de la palabra.

Javier Cercas Rueda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares