El regreso de don Quijote

G.K. Chesterton

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

The Return of Don QuixoteValdemar. Madrid (2004). 388 págs. 9 €. Traducción: José Luis Moreno Ruiz.

Chesterton era consciente de que sus narraciones largas no tenían la tensión propia de las grandes novelas ni la intensidad de sus mejores relatos cortos. Pero si es cierto que, más que la trama, en ellas acaban importando las ideas y las escenas y los diálogos y las descripciones, también lo es que los fogonazos de brillantez intelectual y literaria son tantos que compensan de sobra la endeblez novelística. Por otra parte, se puede señalar la sorprendente actualidad de las dos novelas que acaban de publicarse de nuevo en castellano, “La taberna errante” y “El regreso de don Quijote”.

En la primera, que refleja la convicción del autor inglés de que “combatir el mal es el origen de todo placer y hasta de toda diversión”, se hace una reflexión sobre si en nuestros tiempos “el peligro resulta peor que la resignación” o, por el contrario, quizá “la resignación resulta peor que el peligro”. Chesterton concluye que hay algo peor que la muerte a la que, sin embargo, algunos dan el nombre de paz. En la segunda, publicada por entregas con intención de homenajear al Quijote y donde se recuperan personajes del último de los “Cuentos del Arco Largo”, Chesterton habla de lucha sindical y arremete contra los aristócratas parásitos, entre otras cosas.

“La taberna errante” se sitúa en una Inglaterra en la que se ha restringido el consumo de alcohol para facilitar el entendimiento con el islamismo, y cuenta cómo el capitán irlandés Patrick Dalroy y el tabernero Humprey Pump viajan a través del país con un barril de ron y un letrero que, allí donde se coloca, revela que hay un establecimiento autorizado para despachar alcohol. “El regreso de don Quijote”, la última novela de Chesterton, se centra en Michael Herne, un bibliotecario experto en el mundo paleohitita al que piden que represente a un rey medieval en una obra de teatro de aficionados: se prepara concienzudamente para el papel y, al terminar, decide no cambiarse de ropa y vivirlo hasta el fondo, con lo que logra la transformación de algunas personas y promueve una curiosa revolución contra el industrialismo.

Luis Daniel González

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares