el precio de la paz

El precio de la paz

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALThe Price of Peace: Money, Democracy, and the Life of John Maynard Keynes

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2021)

Nº PÁGINAS680 págs.

PRECIO PAPEL28 €

PRECIO DIGITAL12,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El precio de la paz puede parecer una nueva y voluminosa biografía de un economista tan importante como John Maynard Keynes. Pero basta la lectura de sus primeras páginas, que sorprenderán y atraparán al lector, para percibir que se trata de algo más. Zachary D. Carter, periodista del HuffPost, nos invita a conocer en detalle la vida del economista británico para, a través de ella, conseguir su verdadero objetivo: reivindicar el legado de uno de los pensadores más relevantes del siglo XX.

Para Carter, la necrológica de Keynes que publicó el Times, en la que se le presentaba como “el más grande economista desde Adam Smith”, no le hace suficiente justicia. Su visión de la economía supuso un cambio de paradigma. En los diferentes capítulos, casi a modo de novela, y recurriendo a la técnica del flashback, Carter va abordando la vida privada de Keynes. En este plano, el lector descubrirá a un personaje lleno de paradojas. Pero, entre episodio y episodio, el autor va entretejiendo con habilidad, y de manera comprensible para no especialistas, la aparición, el protagonismo y la influencia de la macroeconomía.

Lo más atractivo e interesante del libro es que da pie para recorrer un periodo histórico trascendental: el siglo XX. De esta manera, el lector obtiene información relevante y perspectiva sobre los intentos de construcción de un orden mundial y las instituciones que deberían sustentarlo; las ideas políticas, económicas y sociales de los líderes del momento a ambos lados del Atlántico; o la lucha entre dos visiones de la economía y su indudable impacto en la política y en la vida de los ciudadanos.

Los últimos capítulos del libro se dedican a los economistas que tomaron el testigo de Keynes y desarrollaron su legado; al cambio de escenario económico y a la paulatina pérdida de predicamento de las propuestas keynesianas en el terreno de la política económica, y finalmente, a su recuperación en recientes administraciones norteamericanas, como las de los presidentes Clinton, Bush y Obama.

Carter concluye considerando que a Keynes no se le puede ni se le debe ver tan solo como el promotor de una importante escuela de pensamiento económico, sino como un pensador que abogó y se comprometió con la búsqueda de una sociedad más justa y equitativa.