El pelo de Vant Hoff

El pelo de Van't Hoff

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Van’t Hoffen ileaAlfaguara. Madrid (2004). 211 págs. 14 €. Traducción: Unai Elorriaga.

Unai Elorriaga (Bilbao, 1973) es filólogo y traductor. En 2002 ganó el Premio Nacional de Narrativa con Un tranvía en SP (ver servicio 70/03). El pelo de Van’t Hoff, escrita también en euskera y traducida por él mismo al castellano, es su segunda novela.

Matías Malanda es enviado a un pueblo por el Ministerio con el cometido de recopilar biografías de vidas raras. Allí entrevistará a numerosos personajes, frecuentará el museo y el cementerio, y descubrirá la historia de un italiano que pasó por allí y consiguió que la casi totalidad de los habitantes le comprara una enciclopedia. Sin ánimo de desanimar a un potencial lector, es cuanto se puede sacar en claro del argumento.

La singularidad de Matías parece el foco primero de atención del novelista. Es un personaje que viaja con una pelota de goma, un diccionario de portugués, una novela de Faulkner y dos bolsas de soldaditos de plomo. La vida, para él, es un juego. El narrador de la novela adopta un tono infantil (repeticiones, construcciones verbales de jardín de infancia, etc.) para reproducir el libre discurrir de su pensamiento, dócil a los dictados de su imaginación. Sus actuaciones y su relación con los demás se ven continuamente interrumpidos por momentos de inopia y espirales de libre asociación de ideas, que el lector no sabe cómo encajar en una novela que, quizás, arriesga demasiado.

Javier Cercas Rueda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares