El pórtico

TÍTULO ORIGINALLe portique

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tusquets. Barcelona (2004). 145 págs. 12 €. Traducción: Javier Albiñana.

Philippe Delerm (1950) es un autor francés, profesor de enseñanza secundaria y entrenador de fútbol en un pueblo pequeño. Ha recibido algunos premios literarios franceses, como el Prix National des Libraires y el Prix National des Bibliothécaires, y está siendo traducido a varios idiomas. En España se dio a conocer con la publicación de El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida (ver servicio 160/98), un libro de relatos breves que exaltan la bondad de las pequeñas cosas de la vida cotidiana. Siguieron luego dos novelas, Llovió todo el domingo y La quinta estación (ver servicio 44/02), y el libro de cuentos La siesta asesinada, de parecidas características al anteriormente citado.

El pórtico es una novela también sencilla, directa, tranquila, comedidamente alegre, que relata la pequeña crisis personal de Sebastien, profesor de secundaria, que a los cuarenta y tantos años hace balance de su vida, al aparecer los primeros achaques de salud. Casado felizmente con Camille -también profesora, de música-, es padre de dos hijos ya emancipados, vive en una agradable casa con jardín en el que pretende poner una pequeña pérgola, que él denomina pórtico por ciertas connotaciones filosóficas. Sebastien comienza a sentir estas preocupaciones en el punto a que ha llegado su vida profesional y en el que se plantea un futuro novedoso. Las pequeñas satisfacciones de la vida familiar, la relación con los amigos, la pasión por el jardín y las flores, el trato con los vecinos de su pequeña localidad parecen contrapesar la carga de tensión de los nuevos aires pedagógicos oficiales…

Un agradable relato, de personajes reales, psicológicamente muy bien perfilados, con trazos casi impresionistas, que sirve para asomarse a las dificultades de los profesores, o aun a las de cualquier profesional en la edad media de la vida. Novela sosegada y apacible, es un pequeño canto a esa felicidad que puede encontrarse en lo cotidiano.

Ángel García Prieto