El molino del Floss

TÍTULO ORIGINALThe Mill on the Floss

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alba Editorial. Barcelona (2003). 560 págs. 31,50 €. Traducción: Carmen Francí.

George Eliot, pseudónimo de Mary Ann Evans (1819-1880), es una de las grandes novelistas inglesas del siglo XIX. Señala Esteban Pujals, en su Historia de la Literatura Inglesa (Gredos), que “la producción novelística de George Eliot se divide en dos etapas coincidentes, hasta cierto punto, por el predominio de las experiencias vividas, vertebradas por la inspiración, la primera, y por la observación metódica, la profundización del carácter de los personajes y el análisis filosófico de la vida, la segunda”. Esta novela, publicada en 1860, es una de las mejores del primer periodo, junto con Adam Bede y Silas Marner; de la segunda, destaca sobre todo Middelmarch, la más célebre obra de Eliot.

El molino del Floss es una tragedia rural. La ruina de los Tulliver, dueños del molino, y los caracteres antagónicos de los dos hijos, Tom y Magggie, constituyen la trama. El tono del libro es realista e incluso la autora procuró reflejar el habla popular de la zona, rasgo que la traductora ha intentado mantener en su versión al castellano. El ambiente provinciano está bien descrito: junto con las virtudes hogareñas, las actitudes solidarias y las ilusiones de los pequeños propietarios, se muestran también las envidias, las habladurías y, sobre todo, el cambio que significaba pasar del bienestar a la pobreza en aquella sociedad rural.

Sin embargo, lo más destacable de la novela es la figura de Maggie y sus relaciones con Tom, trasunto al parecer de lo que sucedía entre la propia escritora y su hermano Isaac. Maggie es una chica inteligente, sensible, que no encaja en el ambiente pueblerino en que vive. Su hermano, trabajador, intransigente, pero mucho más rudo que ella, no la comprende, por lo que sus relaciones se van complicando al hilo de los acontecimientos, a pesar de que en Maggie hay un profundo sentido de la lealtad. La riqueza del personaje, al que vemos evolucionar desde la infancia hasta la juventud, basta para aconsejar la lectura de esta novela, una obra clásica de la literatura inglesa.

Luis Ramoneda