El loro en el limonero

Almuzara. Córdoba (2007). 281 págs. 15,20 €. Traducción: Alicia de Benito Harland.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La simpatía que despierta su protagonista y narrador ha hecho de Entre limones (ver Aceprensa 77/07) un éxito editorial, con 120.000 ejemplares vendidos solo en España. En ese libro conocimos el desembarco de Chris Stewart en un cortijo de la Alpujarra y cómo se desenvolvieron sus primeros diez años, las aventuras que emprendió y los amigos que hizo. Esta segunda entrega satisfará -aunque menos, eliminado el factor sorpresa- a los que disfrutaron con el primer libro. Continúa sus peripecias ecológicas, acompañamos el crecimiento de su hija y sabemos de sus nuevos amigos y vecinos. No hay nada espectacular en hacerse con un loro, contratar una línea de teléfono o debatir la construcción de una presa; el interés sólo reside en la actitud de Stewart ante lo ordinario, que es lo que lleva todo el peso de sus historias.

Chris ha adquirido cierta fama de escritor, los periodistas le visitan y entrevistan, y recuerda para ellos, y para sus lectores, su vida antes de “El Valero”. Lo que constituía la solapilla de Entre limones (batería del grupo Génesis, esquilador de ovejas, experiencia en un circo) pasa a ser el argumento de Un loro en el limonero. El tono y el estilo, sencillos y frescos, son idénticos a los del primer libro. Sólo se añade un discutible intento de transcribir en grafías el modo de hablar andaluz.

Hay una tercera entrega que lleva por título The Almond Blossom Appreciation Society, escrita en 2006 y que todavía no ha sido publicada en España.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares