El Kalevala

Elias Lönnrot (Editor)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alianza. Madrid (1992). 632 págs. 3.000 ptas.

En 1853, Elias Lönnrot (1802-1884), doctor en Filosofía y Letras, investigador del folklore popular, ocupó la cátedra de Lengua y Literatura finlandesa en la Universidad de Helsinki. Dedicó muchos años de su vida a recopilar los cantos populares transmitidos oralmente a lo largo de los siglos, después de acudir a las fuentes más auténticas, y los agrupó como epopeya nacional de su país. La primera edición, de 1835, se tituló Kalevala o viejos poemas de Carelia sobre los tiempos remotos del pueblo finlandés. La versión definitiva, la que ahora se ofrece en castellano magníficamente preparada por Joaquín Fernández y Úrsula Ojanen, apareció en 1849, con abundantes modificaciones y con el título de El Kalevala.

Lönnrot fue muy respetuoso con la tradición popular: su tarea consistió en escoger y ordenar leyendas y baladas, sin retocar la mayoría de los versos, y en añadir sólo los indispensables para hilvanar la epopeya en los cincuenta cantos de que consta.

En El Kalevala aparece lo mitológico, en explicaciones poéticas sobre la formación del universo, la intervención de las divinidades en las acciones de los hombres o en la naturaleza; lo heroico, en una larga lista de personajes que buscan la felicidad y se enfrentan a duros combates con las fuerzas del mal o con la naturaleza difícil de dominar e inhóspita.

En las acciones de los protagonistas aparecen muchas referencias a la vida cotidiana: festejos, tareas agrícolas, costumbres, además de consejos llenos de sensatez. Esta unión de lo épico con lo trivial hace especialmente amables y cercanos a los héroes del canto. La naturaleza es otro elemento importantísimo: unas veces aliada y otras enemiga, descrita -con bellísimas imágenes- como si se tratase de un personaje más, que interviene y toma partido.

A lo largo de la epopeya subyacen múltiples influencias, desde los orígenes paganos hasta las huellas más recientes del cristianismo. Son elementos constantemente presentes la búsqueda de la felicidad, de un paraíso, y el elogio del valor y del esfuerzo para alcanzar esa meta. El Kalevala es un canto a la vida, expresado con sorprendentes frescura y belleza.

Luis Ramoneda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares