El imposible olvido

Antonio Gala

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Planeta. Barcelona (2001). 320 págs. 2.900 ptas.

Fiel a su cita anual, siempre en las mismas fechas con el fin de calentar la Feria del Libro de Madrid, Gala regresa con una novela en la que aborda los temas amorosos de siempre, en esta ocasión con un argumento más inverosímil de lo habitual. A diferencia de sus últimas novelas, las mujeres no son las protagonistas. Aquí el narrador es una persona madura, Gaspar Barahona, casado (aunque cuando escribe estos textos se ha divorciado), que recuerda su fascinante y trágica relación con su compañero Minaya Guzmán.

Después de conocerse en la universidad, interrumpen el trato durante veinte años. Cuando se reencuentran, Gaspar (ya casado y con dos hijos) vuelve a sentir la misma atracción por Minaya. Su grado de intimidad es tan fuerte que Minaya, en un arranque de sinceridad, le revela el secreto de su vida: él es un extraterrestre que ha venido a la Tierra para analizar el comportamiento de los humanos.

Como se puede comprobar, más que en otras ocasiones, Antonio Gala ha dado forma a un argumento inverosímil con el que quiere transmitir un mensaje simbólico: que sólo los que están por encima de las convenciones sociales y morales, o sea, los extraterrestres, pueden alcanzar la verdadera felicidad.

La aparición del extraterrestre sirve al autor, al mismo tiempo, como excusa para que alguien, desde fuera, juzgue al ser humano, lo que Minaya hace críticamente. Gala utiliza a Minaya para poner en boca de este personaje sus pensamientos sobre el amor, el sexo, el pecado, la religión, etc., aprovechando las oportunidades que le presta la trama de la novela, muy dialogada y reflexiva. Estos discursos son muy numerosos a lo largo de la novela. Discursos que están escritos con un estilo muy epidérmico y cursi, algo bastante habitual en la novelística de este autor.

Ángel Amador