El gran silencio

David Torres

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Destino. Barcelona (2003). 270 págs. 19,36 €.

El Premio Nadal 2003 rinde homenaje a dos géneros clave: la novela policiaca y la novela negra. El ganador de este año, Andrés Trapiello, ha obtenido el galardón con una novela policiaca, Los amigos del crimen perfecto (ver servicio 23/03). David Torres, el finalista, lo ha hecho con una novela negra, El gran silencio, la historia de Roberto Esteban, un ex boxeador que es contratado para proteger a una bailarina amenazada de muerte.

La novela incorpora los tópicos del género (diálogos directos, tensión e intriga, violencia, sordidez) pero da un paso más, gracias sobre todo al perfil y biografía del protagonista principal. Esteban es un perdedor pero no un fracasado porque nunca se rinde, una especie de héroe sin victorias sostenido por una ética básica pero suficiente. Torres juega peligrosamente al contraste e introduce arriesgados matices en sus personajes (como el gusto por piezas de música clásica, o las lecturas de mitología clásica griega en el protagonista) que pueden llegar hacer chirriar la verosimilitud de lo que se cuenta. Su propensión a los personajes estrafalarios (enanos, matones de dos metros, un gitano cojo bailaor de flamenco…) también hace peligrar a veces el calado existencialista de su propósito. La ocupación de la mayoría de los personajes impone un lenguaje barriobajero y la multiplicación de palabras soeces. Algunas escenas de violencia exagerada y breves relatos de encuentros sexuales completan los ingredientes.

Javier Cercas Rueda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares