El deseo de Kianda

TÍTULO ORIGINALO desejo de Kianda

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

PepetelaAlianza. Madrid (1999). 124 págs. 1.200 ptas. Traducción: Eduardo Naval.

Pepetela es el seudónimo de Artur Carlos Mauricio Pestana dos Santos (Angola, 1943), sociólogo que estudió en Portugal, Francia y Argelia y luchó por la independencia de su país en las filas del Movimiento Popular para la Liberación de Angola. Ha desempeñado altos cargos en el gobierno angoleño y en la universidad. En 1980 obtuvo el Premio Nacional de Literatura de Angola por su novela Mayombe y en 1997 recibió el Premio Camoens, el más alto galardón de la lengua portuguesa.

El deseo de Kianda es la primera novela de Pepetela que se edita en español y resulta un agradable descubrimiento de la literatura moderna escrita desde África. Su autor, deliberadamente, se aparta de los ya manidos escenarios tribales y de los tan frecuentes relatos mestizos con personajes aborígenes en la antigua metrópoli colonial.

Kianda es un personaje mítico de la cultura de Angola, una especie de sirena que, en este caso, parece animar el fondo de la laguna surgida en el barrio de Kinaxixí, de la capital de aquel país. La ciudad sufre el llamado “síndrome de Luanda”, por el que un buen número de edificios se desploman misteriosamente, de una manera lenta y acompañada de ritmos musicales, sin provocar víctimas. La inquietante reacción ciudadana que se desencadena obedece a las consecuencias de ese fenómeno, pero también a la corrupción, la falta de recursos del gobierno y el progresivo empobrecimiento económico y moral tras la independencia del país.

La pareja protagonista -João, empleado en una empresa estatal, hombre crítico y no demasiado inteligente, y su mujer Carmina, dedicada a la política dentro del partido del gobierno- sirven a Pepetela para dibujar un cuadro irónico y burlón que ilustra el ambiente de descomposición social. La mágica tradición simboliza una realidad muy apegada a las exigencias de la difícil vida de una sociedad en vías de desarrollo.

Ángel García Prieto

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares