Dominio público

José Luis García Martín

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Llibros del Pexe. Gijón (2002). 300 págs. 15 €.

José Luis García Martín (1950) comenzó a publicar estos diarios en 1989 y, desde entonces, cumple con el ritual de entregar periódicamente a sus lectores su ración de realidad. Este séptimo volumen contiene sus impresiones de los años 2000 a 2002. Todos ellos los ha publicado la editorial asturiana Llibros del Pexe.

García Martín colabora con sus críticas y artículos en diferentes medios de comunicación, es profesor universitario y también director de la revista literaria Clarín. Además, es poeta y uno de los más importantes expertos en poesía española contemporánea, sobre la que ha publicado no pocos estudios. Estas facetas, todas ellas relacionadas con el mundo de la literatura, están presentes en estas páginas, la gran mayoría volcadas hacia su actividad exterior. A diferencia de otros diaristas, García Martín no esconde los nombres propios de las personas a las que van dirigidos sus comentarios, sean o no positivos. También hay anotaciones sobre viajes, lecturas y sucesos familiares, sobre los que, sin embargo, apenas se explaya, lo mismo que sobre su visión del mundo, aunque deja traslucir, en algunas observaciones, un talante agnóstico.

En el resto, García Martín aparece en estado efervescente y guerrero, sobre todo cuando habla de algunos escritores. En estos momentos, el diario adquiere un tono cortante, pues suele desahogar sus impresiones personales sin amortiguar sus contundentes dardos. Si eliminase la mayoría de estos comentarios, sus diarios ganarían en frescura, atemporalidad, profundidad y no tendrían ese aire polémico del que ahora hacen gala, que rebaja sustancialmente la altura estética de otras muchas páginas de buena literatura, de comentarios verdaderamente ingeniosos y de apostillas inteligentes sobre la vida y la literatura.

Adolfo Torrecilla