51EfUKGGbpL._SX327_BO1,204,203,200_

Dispara a la luna

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2016)

Nº PÁGINAS460 págs.

PRECIO PAPEL20,90 €

PRECIO DIGITAL12,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Reyes Calderón no deja de sorprender y vuelve a presentar una novela (la novena) de intriga y policiaca, llena de sorpresas y situaciones que forman una trama muy bien construida y sin cabos sueltos. Vuelve a aparecer la juez del Tribunal Supremo, Lola MacHor, que es una bilbaína de armas tomar. Es un personaje absolutamente singular: demasiado castiza quizás, muy humana y con un notorio sentido del humor. La autora le tiene muy bien tomada la medida y ha conseguido un personaje de perfiles nítidos.

La acción transcurre en esta ocasión en el norte de Francia, junto a Lyon, con breves episodios en Madrid y París. La climatología tiene también su importancia, ya que aparte del frío habitual de la región, se forma una ciclogénesis.

La trama se va desarrollando a través de retazos sueltos que despistan inicialmente hasta que los lectores se hacen con los distintos escenarios, personajes y tiempos. ETA y el País Vasco aparecen como telón de fondo, aunque estamos ante la historia de una venganza, con una detallada muestra de planteamientos que proceden de la crueldad y del profundo odio del corazón humano que en aisladas ocasiones contienen algunas escenas sexualmente explícitas. La autora sabe meterse bien por estos recovecos del alma y es muy certera a la hora de plantearlos y describirlos. En la novela tienen su peso un grupo de franceses, un comisario, un fiscal y un forense, quienes, junto a la juez, llevan el peso de la trama.

El final es demasiado rápido, predecible en parte. Pero lo que le interesa a Reyes Calderón es la historia humana más que el relato policiaco en sí. La tensión y el buen humor hacen muy agradable la lectura. La novela ha obtenido el premio Azorín 2016.