Difíciles de amar

Espasa Calpe. Madrid (2001). 263 págs. 2.500 ptas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Javier de las Heras, psiquiatra y profesor de Psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid, ha publicado libros dirigidos al gran público: Conócete mejor, Viaje hacia uno mismo y Rebeldes con causa. En este nuevo libro analiza desde su experiencia psiquiátrica las dificultades añadidas que comporta la relación amorosa con personas que padecen trastornos de la personalidad. Los patrones inflexibles e inadaptables que manifiestan estos pacientes, y en concreto, su forma de percibir y pensar acerca del entorno o de sí mismos, les hacen precisamente “difíciles de amar”.

El autor inicia su reflexión diferenciando el amor y el enamoramiento. El verdadero amor busca el bien y la felicidad de la persona amada como acto interno y voluntario, en contraposición al enamoramiento que es intenso, pasajero y superficial. El amor crece lenta y progresivamente y proporciona madurez y estabilidad emocional en el tiempo. Implica a la totalidad de la persona, especialmente su inteligencia y su voluntad de amar.

Distingue De las Heras lo inmutable, como el temperamento, de lo adquirido por el ser humano a lo largo de su evolución, el carácter, principal responsable de la personalidad que se modifica en función de las vivencias. Cada persona tiene por tanto su “estilo de amar” que guarda relación directa con su modo de ser, también con su conocimiento sobre sí mismo y sobre los demás. El concepto propio sobre el amor marcará la relación: querer no es igual, ni mucho menos, a saber querer. Las formas de querer posesivas o utilitaristas, tan habituales en nuestros días, están generando lo que acertadamente De las Heras denomina auténticos analfabetos sentimentales y eternos inmaduros incapaces de comprometerse, de compartir, comprender o confiar.

El autor profundiza en la existencia de los celos, las idealizaciones del amor, el egoísmo, el amor desmedido hacia uno mismo, el donjuanismo masculino y femenino, el dominio, la agresividad y la sexualidad rara, refiriéndolos a los trastornos de la personalidad clasificados por la Psiquiatría. En ocasiones propone actitudes que pueden beneficiar la convivencia y la mutua ayuda. No falta la referencia al papel de los padres y el entorno en la génesis y mantenimiento de estos trastornos.

En definitiva, un libro interesante no sólo para especialistas, pues desde la patología también se puede alcanzar el concepto de salud en el amor.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares