De la tierna edad

TÍTULO ORIGINALEnfantines

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Igitur. Tarragona (2000). 181 págs. 2.300 ptas.Traducción: Ricardo Cano Gaviria.

Valéry Larbaud (Vichy, 1881-1957) es un autor poco conocido en España, a pesar de que vivió algunos años en Alicante (1917-1920), escribió artículos en castellano y apreciaba la literatura española e hispanoamericana de principios de siglo. De la tierna edad, publicado en Francia en 1918, año en que Larbaud se convirtió al catolicismo, está compuesto por ocho relatos protagonizados por niños. Por otra parte, la hemiplejía sufrida en 1935 interrumpió su carrera literaria, en la que junto a sus libros de creación hay notables aportaciones de crítica literaria.

La acción de los ocho relatos es mínima. Se trata más bien de reflejar las reacciones infantiles ante diversos acontecimientos, en contraste con las actitudes de las personas mayores: las diferencias sociales, la guerra, el amor, la muerte, la amistad, el paso del tiempo, el descubrimiento del arte… Como hilo conductor, están las bienaventuranzas, muy acordes con la sencillez y la inocencia de los niños, y la capacidad de éstos para el asombro, para el misterio y para la fantasía, como se manifiesta, por ejemplo, en La Gran Época, un genial relato, el más extenso, en el que tres niños imitan a los mayores jugando a la guerra en el jardín de su casa. Otra característica es el cosmopolitismo, que tiene mucho que ver con la vida y la formación del propio autor.

Larbaud apuesta por ideales de perfección, de pureza, de belleza, aunque no ignora las dificultades para alcanzarlos. Por eso, junto al tono idealizado, no faltan toques de ironía ni de crítica de algunas costumbres burguesas. La excelente traducción refleja el estilo cuidado, elegante y rico del autor.

Luis Ramoneda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares