Cuatro hermanas

Libros del Asteroide. Barcelona (2009). 416 págs. 21,95 . Traducción: María Teresa Gispert.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Primera, única y sorprendente novela de Jetta Carleton (1913-1999), publicada en 1962. Cuenta la vida de una familia que vive en una granja bañada por las aguas del río Little Nebo “en el lado occidental del Misuri, por debajo del río, donde la meseta de Ozark desciende para unirse a la llanura”. A mediados de los cincuenta, un verano coinciden en la granja los padres, Matthew y Callie, y tres de sus hijas, Jessica, Leonie y Mary Jo, la hermana más pequeña y la narradora de esta historia familiar.

Esos días en la granja son para ellas y su padres como una vuelta al pasado. Aunque sus vidas han tomado diferentes derroteros, allí regresan a la infancia y conviven con los afectos, las costumbres y los trabajos campestres que realizaron durante tantos años. Pero el presente no se entiende sin conocer qué sucedió en el pasado a los personajes, y la autora, con una agradable emotividad, cuenta los momentos fundamentales de la vida de los padres y de cada una de las hermanas, también de la ya fallecida, Matthy.

Contando sus momentos de éxito y de debilidad, sus enamoramientos y sus obstáculos, la autora reconstruye el entramado doméstico, familiar y social donde han transcurrido sus vidas. La madre, Callie, entregada a los numerosos quehaceres en la granja y a la educación de sus hijas; Matthew, el padre, absorbido por su trabajo como maestro; Jessica, la mayor, marcada por un amor frustrado; Leonie, la obediente, seria y responsable; Matthy, un rabo de lagartija; y Mari Jo, la observadora de todas estas vidas.

La novela no cae en un edulcorado idealismo familiar. La vida en la granja tiene muchos momentos agradables, pero también se describen las crisis íntimas y sentimentales, la falta de expectativas, las dudas acerca de una religión rigorista y entrañable a la vez, los secretos inconfesables… La fuerte personalidad del padre, Matthew, planea sobre todos los personajes y condiciona sus destinos.

La novela resulta muy cercana cuando se describen pequeñas historias domésticas, anécdotas sobre la vida campestre y los beneficios del pleno contacto con la naturaleza.