9788490668610

Como polvo en el viento

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2020)

Nº PÁGINAS672 págs.

PRECIO PAPEL22,90 €

PRECIO DIGITAL9,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Nacido en La Habana en 1955, Leonardo Padura consiguió el Premio Princesa de Asturias de las Letras en 2015 por una trayectoria literaria que combina novelas policiacas, como La transparencia del tiempo, con otras más ambiciosas, como El hombre que amaba a los perros y Herejes.

Como polvo en el viento es una voluminosa novela sobre un grupo de personajes que bien pueden pertenecer a la generación del autor. La mayoría tiene formación universitaria; son hijos de padres vinculados al régimen y viven sin expectativas en una isla sumergida en una radical crisis económica. Tras años de formarse y de creer en los sueños de una sociedad más justa e igualitaria, deben asumir que lo único que les espera es una agobiante precariedad. Por eso, la única salida que muchos contemplan es el exilio, protagonista de esta novela.

La acción comienza en 2016, cuando Adela, una joven norteamericana de ascendencia cubana, mira una foto de su novio Marcos, sacada años atrás en La Habana. En ella aparece un grupo de amigos de los padres del chico, que se hacen llamar el Clan. Entre las personas del grupo, Adela descubre a su propia madre, embarazada, quien ha ocultado su pasado a la familia. Este suceso desata el desarrollo de los hechos, que se extienden desde 1989 hasta 2016.

La novela cuenta la vida de cada uno de los que salen en la foto: Clara, madre de Marcos y dueña de la casa Fontanar, centro neurálgico del grupo de amigos; Irving y su novio Joel, homosexuales que sufren la marginación y el desprecio hasta que se exilian en Madrid; Walter, un artista complejo y desequilibrado; Fabio y Liuba, que abandonan la isla para instalarse en Argentina; Bernardo, un exalcohólico que acabará viviendo con Clara tras el exilio de su marido Darío, un cirujano que se instala en Barcelona; y Horacio, uno de los miembros más brillantes que también abandonó Cuba.

A estos hay que sumar los hijos de Clara y Darío, el propio Marcos y Ramsés, que también se exilia. Y como telón de fondo, y uno de sus potentes hilos conductores, la huida de Elisa (ahora llamada Loreta), la madre de Adela, cuya salida precipitada de la isla provoca en parte la desintegración del grupo.

De manera morosa, con un estilo minucioso y sociológico, Padura reconstruye estos momentos con un realismo costumbrista muy verosímil, aunque algunas historias sean políticamente correctas y centren la atención en demasiados personajes. El análisis es eficaz y sirve para hacer un agudo retrato de la vida en la isla durante los primeros años de los noventa, lo que se conoce como el “Periodo Especial en Tiempos de Paz”, cuando tras la caída del Muro de Berlín y la descomposición de la Unión Soviética, Cuba tuvo que enfrentarse a años de carencia y ruina que provocaron un masivo éxodo a muchos lugares, especialmente a Miami.

La novela avanza lentamente, pues Padura no deja narrativamente ningún cabo suelto. Es tan puntilloso en la reconstrucción del ambiente que también abusa de los detalles en el sensualismo de algunas escenas y en lo explícito de las relaciones sexuales. La estructura no es lineal y los saltos en el tiempo son constantes. Lo que puede complicar su lectura.

La novela describe también la nostalgia de la isla, de los familiares y de las amistades de este grupo de personajes, que, como otros muchos exiliados cubanos, no consiguen liberarse de su pasado.

 

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares