Comedia onírica

Nórdica Letras. Madrid (2007). 233 págs. 16 €. Traducción: Francisco J. Uriz.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Si a una época de crisis como la que se desarrolla durante la segunda mitad del siglo XIX, se le suma un genio atormentado y una personalidad en cualquier caso patológica, el resultado sería posiblemente August Strindberg (1849-1912), escritor sueco de fama mundial, que junto a Ibsen es considerado precursor del teatro moderno.

El libro editado por Nórdica reúne uno de sus dramas personalmente más valorados, Comedia onírica, y una pieza teatral ambientada en la vida de Strindberg, La noche de las tríbadas, escrita por Per Olov Enquist, uno de los artistas e intelectuales más importantes del panorama sueco en las últimas décadas. El teatro -y la vida- de Strindberg están cargados de contradicciones, de problemas familiares, de paranoias, críticas y de una visión existencialista de la vida. En su prolífica y aplaudida obra desarrolla una crítica feroz de la institución familiar tal y como la percibía en la sociedad burguesa de su tiempo. Él mismo fue hijo de un matrimonio entre un comerciante y su criada, y protagonizó tres matrimonios lastrados desde el principio por su carácter misógino y paranoico que acabaron desastrosamente.

Comedia onírica tiene signos de lo que más tarde serán el teatro surrealista y el del absurdo, y narra el descenso a la tierra de la hija de Indra (dios indio) para averiguar por qué los hombres se quejan tanto y su viaje como uno de ellos. “En la felicidad siempre crece la semilla de la desgracia. La felicidad se consume a sí misma como la llama”, dice uno de los personajes, resumiendo el existencialismo que recorre la obra.

Agustín Alonso-Gutiérrez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares