Carta de Tesa

José Jiménez Lozano

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seix Barral. Barcelona (2004) 214 págs. 15 €.

“Carta de Tesa” es una novela en la que reviven varios personajes de la inolvidable “La boda de Ángela” (ver servicio 144/93). El narrador relata a su hermana Tesa, médico desplazada como voluntaria de ONG en un país sudamericano, la situación traumática por la que atraviesa su amiga María, profesora de un instituto de secundaria, tras haber sido agredida por un grupo de alumnos. Es una novela de tesis sobre el obsesivo rechazo que tiene el mundo postmoderno por borrar toda señal de identidad anterior. Esta idea se representa en la novela por un sistema de leyes educativas, actitudes sociales y derroteros judiciales, capaces de tergiversar la realidad con todo tipo de argucias que acaban por hacer de la víctima el culpable.

Frente a esos bárbaros ya instalados en la sociedad, intoxicados por el cornezuelo y el lenguaje chin -alusiones a los peores tics de nuestra sociedad actual-, se presenta la fuerza de los hermanos de María (y algunas reacciones aisladas de determinados policías), reunidos con los amigos más íntimos para sobrellevar la situación. Las conversaciones entre ellos, cargadas de tensión dramática, se llenan de recuerdos en los que la calidad humana de los ya desaparecidos padres de la familia son una evidente contraposición a la falta de valores que se denuncian en la novela. Un relato en cursiva, que aparece escrito en unos folios encontrados entre las páginas de una revista de María, narra una situación anecdótica de la época en que el Imperio Romano sufre la invasión de los bárbaros del Norte, como analogía de la historia reflejada en la novela.

La presencia de la tribu urbana agresora está apenas esbozada y parece no tener corporalidad narrativa; incluso el personaje del falso vagabundo que aparece en el capítulo 11 puede ser visto como un poco exagerado. Son consecuencias razonables en una novela de tesis, donde lo preponderante es el mensaje de fondo. Pero, sobre todo, como en otros relatos de Jiménez Lozano, no falta lo entrañable, la poesía y el valor de lo pequeño, del campo y del pueblo. Es también muy acertado el ritmo y el suspense de la acción, así como las referencias paralelas a la violencia y trágica falta de valores del mundo no desarrollado donde trabaja Tesa. Esto se puede entrever como advertencia de la degeneración social a la que pueden dar lugar los bárbaros modernos.

Ángel García Prieto