Carta al rey

Carta al rey

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALDe brief voor de koning

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2005)

Nº PÁGINAS465 págs.

PRECIO PAPEL19,90 €

TRADUCCIÓN

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Novela juvenil clásica en su confección y en sus planteamientos, considerada el mejor libro juvenil holandés de los últimos cincuenta años, y que realmente cabe calificar de magnífica. Es un relato que se desarrolla en una Edad Media que, por un lado, es realista y verosímil, pues lo que se muestra se corresponde con lo que sabemos de aquella época, sin tópicos al uso, ni encantamientos ni seres imaginarios. Y, por otro, es ingenua y caballeresca como en las aventuras del ciclo artúrico, tal como sugieren tanto los nombres de personajes y lugares como las hazañas que se nos cuentan.

La noche anterior a ser nombrados caballeros del rey Dagonaut, cinco jóvenes velan armas en una capilla con la orden tajante de no hablar con nadie y de no reaccionar ante cualquier ruido exterior. Sin embargo alguien golpea la puerta y Tiuri, dieciséis años, abre a un extraño quien le pide de modo apremiante que lleve una carta al Caballero Negro del Escudo Blanco. A pesar de su convicción de que ya nunca podrá ser nombrado caballero, Tiuri accede pero, cuando por fin llega junto al Caballero, ve que ha sido asaltado y lo encuentra casi agonizante. El mismo Caballero le ruega que acepte la misión que ya no podrá cumplir él: que se ponga en camino inmediatamente para entregar la carta al vecino rey Unauwen. Tiuri emprende así un largo viaje: atraviesa bosques, montañas y ríos; se aloja en monasterios, castillos y ciudades; debe sortear a sus perseguidores aunque también encuentra protectores y amigos.

El argumento es coherente y atrapa el interés con enigmas que se prolongan toda la novela y con otros interrogantes que se van planteando, y que tratan con frecuencia de si cada personaje es quien dice ser. Está desarrollado prestando particular atención al mundo interior del protagonista: el lector asiste a su aprendizaje de cuál es la verdadera caballería y comparte sus dudas y sus descubrimientos.

Todo se cuenta con un lenguaje claro y rico, sobrio y sin énfasis ni barroquismos innecesarios. La escritora despliega su narración ordenadamente, de acuerdo con el mapa que figura en las guardas, y se nota mucho su condición de licenciada en Bellas Artes y profesora de dibujo en el colorismo y en la claridad de sus descripciones.