Calle Katalin

Mondadori.
Barcelona (2010).
192 págs.
18 €.
Traducción: José Miguel González y Mária Szijj.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La tesis de la novela es que al final de la vida sólo quedan algunos momentos decisivos. La vejez hace cambiar los juicios y la escala de valores y nos arrastra a una síntesis esencial donde sólo importan algún escenario y alguna persona. La calle Katalin será la Arcadia de las hermanas Irén (la perfecta) y Blanka (la atolondrada) y de Henriett (judía), el momento de la infancia húngara en el que las tres, a su modo, amaron a Bálint.

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares