Aprender a escuchar

Editorial Planeta. Barcelona (2008). 346 Págs. 19 €.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El subtítulo, la necesidad vital de la comunicación, encuadra el contenido. Aquilino Polaino, psiquiatra y profesor, ha dedicado miles de horas a escuchar. Comienza explicando el carácter dialógico de la persona humana, un ser que necesita hablar y escuchar. Se precisa respeto, interés hacia el que habla; se atiende para entender. Se manifiesta en el empeño por “hacerse cargo.” La escucha es esencial en la familia y en la amistad.

En cierto sentido, la escucha es una donación; uno ofrece intimidad, el otro da acogida. Polaino aporta cuestionarios de auto-evaluación, que permiten valorar rasgos externos y que ayudan a reflexionar. Salvo una breve referencia al trabajo en equipo en el entorno profesional, se ciñe al diálogo interpersonal en el matrimonio, con los hijos, con el médico o el profesor.

La soledad es uno de los males que afligen a la sociedad actual. Muchas conversaciones se plantean de manera conflictiva. Hay personas que no escuchan porque están en su burbuja mental. La rigidez mental, o una cabeza tan llena que no le cabe nada, son otros posibles obstáculos. Además está el egotismo que lleva a hablar sólo de uno mismo. Hay padres que comienzan con un “tenemos que hablar” y que suelen acabar lanzando un discurso al hijo, lo que no supone auténtico diálogo. Polaino considera que para escuchar de veras a un adolescente es preciso que el joven hable el doble que el adulto.

Sobre los profesionales de la escucha, como psiquiatras y profesores, señala que necesitan la suficiente cercanía que facilitela confianza y el distanciamiento emocional para no salir herido de cada conversación que trate de cuestiones dolorosas. Tras el capítulo dedicado al silencio necesario para la escucha, dedica un apartado a la dimensión trascendente. Sin mencionar expresamente el término oración, se pregunta si sabemos escuchar a Dios. El libro facilita las suficientes pistas como para que el lector pueda establecer puntos de mejora personal.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares