Amigos que no he vuelto a ver

Ignacio Vidal-Folch

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (1997). 182 págs. 1.200 ptas.

Ignacio Vidal-Folch ha sido corresponsal del diario ABC y guionista de cómics, lo que se aprecia en sus escritos, especialmente en su anterior novela, La libertad. En esta antología de relatos muestra también su talante cosmopolita: la acción transcurre en diferentes escenarios europeos y en Estados Unidos.

Sus relatos son siempre historias broncas, con frases y expresiones memorables, que ofrecen un nuevo punto de vista sobre la Centroeuropa en transición (tema de La libertad) y que reflejan una misma experiencia generacional: la de los hombres que hoy rondan los cuarenta años y que no sólo han visto derrumbarse sus mitos e ilusiones sino también las ilusiones y mitos de sus enemigos mortales.

Conteniendo el tono, sin caer en el melodrama, sin exhibicionismo psicológico, Ignacio Vidal-Folch presenta las conversaciones y la falsedad de la vida de una docena de personajes escépticos. Esta generación, necesariamente cauta en sus futuros compromisos, ha sufrido fuertes desengaños como los que recogen los cuentos “Nos mantendremos siempre fieles al servicio del pueblo” (título extraído de una canción de Raimon) o “El día que entrevisté a Paul McCartney”. Esta generación ha abandonado el tono grandilocuente del pasado y, en ocasiones, escribe elegías por el mundo perdido de su juventud, al que despide a veces con amor y a veces con un ligero sarcasmo.

Rafael Díaz

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares