Alguien que me cuide

TÍTULO ORIGINALSomeone to Watch over Me

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tropismos. Salamanca (2004). 242 págs. 16 €. Traducción: Mª del Rosario Martín Ruano.

La tradición cuentística norteamericana del siglo pasado se especializó en fijarse en una parte de la vida cotidiana, la que va mal; que la contara muy bien, de una manera directa de gran impacto, no rebajaba el fondo de pesimismo -y de parcialidad- de ese modo de hacer literatura.

Desde el primer relato de Bausch (EE.UU., 1945) estamos sumergidos de nuevo en la misma atmósfera: gusto por la cotidianeidad, gente corriente, matrimonios rotos, problemas, recurso al alcohol, diálogos vivos… suena demasiado a Cheever, Carver, Ford, Lorrie Moore. Pero, atención, por aquí una pareja de divorciados se vuelve a unir, por allí él y ella descubren que vale la pena esforzarse por entenderse; se desliza la limitación del dinero como fuente de felicidad, queda clara la importancia de ser querido por lo que se es; y, por todos lados, la necesidad de perdonar, los toques de buen humor. En una palabra, hay luces frente a los problemas; y, aún mejor, sin renunciar a la calidad literaria, pues al fin y al cabo Bausch se dedica a escribir libros, no es un predicador ni un moralista.

Sus personajes son gente corriente a los que pasan cosas en apariencia banales, personajes que tratan de encontrar el afecto y buscan su lugar en el mundo, quizás a través de un golpe de suerte. El escritor capta esos momentos íntimos que pueden asaltarnos en medio de una conversación o de un día cualquiera: recuerdos infantiles, miedos, inseguridades, una sospecha repentina; de cualquiera de ellos puede surgir una increíble revelación.

Bausch acierta siempre que intercala juegos de palabras, dobles sentidos, réplicas mordaces, e ilustra con mucha agudeza las “interferencias” de los distintos lenguajes masculino y femenino. El mensaje de fondo final, como se recoge en el título del relato que da nombre al volumen, es la necesidad de ser y sentirse amado, lo único de lo que de verdad no podemos prescindir.

Javier Cercas Rueda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares