Spanglish

Guionista: James L. Brooks
Intérpretes: Adam Sandler, Téa Leoni, Paz Vega, Cloris Leachman, Victoria Luna
130 min. Jóvenes-adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Flor (Paz Vega), una joven madre mexicana, emigra a Estados Unidos con su hija de seis años y logra sobrevivir en ese país durante un lustro sin haber aprendido una sola palabra de inglés. Finalmente, por el bien de su hija, se obliga a “pisar el extranjero”: se pone a trabajar en casa de una ¿típica? familia norteamericana. La historia de Flor en casa de los Clasky viene a ser la de una marciana entre terrícolas, o algo similar.

La película de Brooks (La fuerza del cariño, Mejor… imposible) trata de dificultades de comunicación, de choque cultural entre norteamericanos anglosajones y latinos recién llegados a Estados Unidos, de relaciones entre padres e hijos, de la familia y el trabajo, de modas pasajeras y sentido común. Todo ello se muestra con facilidad gracias a una brillante galería de personajes, todos ellos creíbles, humanos y entrañables, encarnados por unos actores que se lucen cada minuto que ocupan la pantalla. Brooks, salvo en una secuencia de un humorismo bienintencionado pero soez, ha apostado por una visión capriana de la vida, realista, amable y respetuosa de las diferencias; y ha tomado la arriesgada decisión de mantener la versión original, en “Spanglish”, de modo que todo el mundo pueda seguir la película, pero unos capten más matices que otros, según su nivel de comprensión del otro idioma.

Se puede reír de buen grado, y también reflexionar muy en serio sobre los temas que surgen de la manera más natural del mundo, temas que son universales y todos entienden. Empezando por el primero, el alma de la película, la dedicación a los hijos, educar en los valores que uno cree, aunque haya que tomar decisiones difíciles, aunque cueste, aunque los hijos no lo entiendan en ese momento.