Shiner

Director: John Irvin. Guión: Scott Cherry. Intérpretes: Michael Caine, Martin Landau, Frances Barber, Claire Rushbrook, Frank Harper, Andy Serkis. 101 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director de películas como Los perros de la guerra, La colina de la hamburguesa o Ajuste de cuentas, el inglés John Irvin superó un poco su medianía habitual en la comedia dramática El pico de las viudas. En Shiner intenta levantar definitivamente el vuelo impulsado por Michael Caine; pero la película no pasa del aprobado raspado.

Caine da vida esta vez a Billy Shiner Thompson, un mafiosillo londinense, ex promotor de boxeo venido a menos, cuya única obsesión es convertir a su hijo en campeón del mundo. Pero el combate que le prepara acaba en tragedia, y Shiner pierde definitivamente el control de la situación, que deriva hacia un baño de sangre.

Algunos quizá salven la película por su intento de recuperar el tono desencantado y oscuro del cine negro clásico. Pero, en realidad, ese esfuerzo sólo da como fruto varios diálogos más o menos brillantes, perdidos en un espeso mar de sordidez, violencia extrema, sexo enfermizo y fatalismo, de navegación casi imposible. La única tabla real de salvación la aporta el camaleónico Michael Caine, que despliega todas sus numerosas dotes interpretativas para pasar de ser un perdedor patético y hasta entrañable, a un psicópata sin piedad, cuya actitud demencial llena el deselance de un vacío desolador.

Jerónimo José Martín