Réquiem por Billy el Niño

Dirección: Anne Feinsilber. Guión: Jean-Christophe Cavallin, Anne Feinsilber. Fotografía: Patrick Ghiringhelli. Música: Claire Diterzi. 86 minutos. Jóvenes. (V)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Sabemos por el cine que Billy el Niño existió, que no se sabe bien si fue héroe o criminal, y que lo mató un tal Pat Garret, casualmente uno de sus antiguos compañeros, convertido en sheriff. Una leyenda afirma que Billy no murió aquella noche del 14 de julio de 1881, sino que falleció apaciblemente muchos años más tarde. Réquiem por Billy el Niño, un curioso documental francés, toma como punto de partida la investigación que sobre este particular emprendieron en 2004 los sheriffs de Lincoln y Fort Summer.

El documental de la realizadora francesa Anne Feinsilber tiene más de elegía que de réquiem; reconstruye los hechos a la vez que medita sobre el alma de la frontera y la de aquellos famosos pioneros que domaron tierras del salvaje Oeste con el revólver en la mano, y después descubrieron que ya no había lugar para ellos en ese mundo.

Feinsilber ha elaborado un extraño, atractivo y poético guión en el que ella dialoga con el alma de Billy (para lo cual ha contado con la voz y la ocasional presencia del actor Kris Kristofferson, Billy en la película de Sam Peckinpah) y pone en paralelo la historia del bandido norteamericano con la de su contemporáneo, el poeta francés Rimbaud, con quien ella descubre diversos puntos comunes. Formalmente la película combina con habilidad y buen gusto fotografía de archivo en blanco y negro con imágenes actuales de aquellos grandiosos territorios, entrevistas a descendientes de personajes legendarios que siguen habitando esos lugares, y fragmentos de las películas Pat Garret y Billy the Kid, de Sam Peckinpah, y El zurdo, de Arthur Penn.

El resultado final es instructivo aunque un poco desconcertante: por una parte se aprende quién fue Billy el Niño y cuál fue su historia, también se descubre que no fue muy diferente de otros muchos que no tuvieron su mala fama… pero el tono poético, las reflexiones sobre la frontera y las comparaciones con los poetas franceses sorprenden. Este documental atípico, con mucho de meditación, interesará a los incondicionales del western y de la historia y mitos del Oeste norteamericano.