Rastro oculto

Guión: Robert Fyvolent y Mark Brinker. Intérpretes: Diane Lane, Billy Burke, Colin Hanks, Joseph Cross, Mary Beth Hurt. 100 min. Adultos. (V)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Viuda de un policía al que asesinaron hace tiempo, y madre de una niña de ocho años, Jennifer es agente especial en el Departamento de Delitos Informáticos del FBI, con sede en Portland (Oregón). Allí vive, en compañía de su madre, que la ayuda en la atención a su hija. Hastiada de ver horrores en Internet, su capacidad de aguante es puesta a prueba por un inteligente depredador cibernético, que comienza a colgar, en su macabra web, torturas y asesinatos en directo. Y lo hace de tal modo que la vida de sus prisioneros depende de los usuarios de Internet: cuantas más visitas registre su web, más deprisa morirán las víctimas. Jennifer y su equipo se lanzan a buscar al cruel asesino, en una carrera contrarreloj que pronto adquiere implicaciones personales.

En este intenso thriller policiaco a lo Seven, Gregory Hoblit (Fracture, Frequency) vuelve a demostrar sus dotes para la dirección de actores y para la creación de intrigas cada vez más angustiosas. Esta vez lo hace ayudado por un eficaz elenco de actores, entre los que destacan la siempre brillante Diane Lane y Billy Burke, que da toda una lección de sobriedad y rigor. Sin embargo, el conjunto se resiente de un guión que no saca partido a su sugerente punto de partida -sobre todo de su reproche a muchos usuarios como cómplices de los abusos que se comenten en Internet- y que acaba deambulando sin rumbo ni demasiado vigor dramático por senderos mil veces pateados, y presentados además con un tono demasiado morboso, poco coherente con la llamada a la responsabilidad que parece propugnar la película.