Quills

Director: Philip Kaufman. Guión: Doug Wright. Intérpretes: Geoffrey Rush, Kate Winslet, Joaquin Phoenix, Micahel Caine, Billie Whitelaw, Patrick Malahide, Amelia Warner. 123 min. Desaconsejable.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En 1814, el Marqués de Sade se pudre en el manicomio de Chareton, vigilado de cerca por el ingenuo y bondadoso abad Coulmier, que le permite escribir relatos pornográficos como terapia contra sus obsesiones sexuales. Una joven lavandera, adicta a las obras del Marqués, saca sus manuscritos fuera del manicomio, de modo que se publican y alcanzan cierto éxito. La llegada de un psiquiatra hipócrita y cruel disparará la tragedia.

Dice Philip Kaufman (La insoportable levedad del ser, Henry & June) que su película -basada en la obra teatral de Doug Wright- trata “de la libertad de expresión y de su represión desde la hipocresía”. En realidad, es una insufrible y obscena apología del hedonismo radical, plagada de personajes repulsivos -e histriónicamente interpretados-, y con una visión muy sectaria de la moral católica. De ningún modo merece sus tres candidaturas a los Oscars.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares