Líbero

Director: Kim Rossi Stuart. Guión: Linda Ferri, Francesco Giammusso, Federico Starnone, Kim Rossi Stuart. Intérpretes: Kim Rossi Stuart, Alessandro Morace, Barbora Bobulova, Marta Nobili. 108 min. Adultos. (SD)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Líbero cuenta la historia de una familia con problemas vista a través de los ojos de Tommy, un introvertido niño de 11 años que sueña con ser futbolista. Su padre, Renato, es un fotógrafo freelance de treinta y ocho años, cuya carrera profesional está pasando un mal momento, mientras lucha por mantener unida a su familia. La hermana mayor de Tommy se llama Viola y es una alocada adolescente en plena pubertad. Renato tiene un carácter explosivo, inclinado a los estallidos de cólera y a los emotivos arranques de ternura. Stefania, la esposa de Renato abandonó el hogar pero, inesperadamente, reaparece…

Durante casi dos horas vemos una serie de momentos familiares de una escandalosa verosimilitud, tanta que sonríes y sufres ante unas escenas agridulces que golpean directamente al corazón. Descubrimos que no hay buenos ni malos. Renato es un padre imperfecto que hace lo que puede por ocuparse de su familia, aunque desearía que no le hubieran dejado solo y a veces le gustaría evadir su responsabilidad y dedicarse exclusivamente a su profesión. Stefania es una mujer inmadura que se escapa para vivir locas aventuras con otros hombres hasta que siente la nostalgia de su propio hogar y vuelve prometiendo enmendarse.

Líbero es una película compleja, gran opera prima del hasta ahora actor romano de 35 años Kim Rossi Stuart (Las llaves de casa) que también es coguionista y actor principal. Rossi Stuart no quería actuar en esta película para dedicarse solo a la dirección, pero dos semanas antes del inicio del rodaje el actor protagonista desapareció sin preaviso y tuvo que sustituirle. Vista la cinta resulta difícil imaginar un actor más idóneo.

El guión es sutil y equilibrado; toca temas que afectan a cualquier familia y los aborda con una seriedad y elegancia que no está reñida con la amenidad: Rossi Stuart no olvida en ningún momento que está narrando una historia, no hay cabos sueltos, cada imagen o frase se relaciona con otras hasta formar un cuadro completo. La llegada de Stefania es una escena de una dificultad tremenda y está resuelta de forma admirable; lo mismo que la competición deportiva, con toda su carga simbólica.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares