La gran estafa

Director: Lasse Hallström. Guión: William Wheeler. Intérpretes: Richard Gere, Alfred Molina, Hope Davis, Marcia Gay Harden, Stanley Tucci. 115 min. Jóvenes-adultos. (SD)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El director sueco Lasse Hallström cambia de registro para adentrarse en uno de los géneros de moda: el biopic. Queda claro que se le da mejor contar historias sencillas que adentrarse en confusos discursos progre-esotéricos (Las normas de la casa de la sidra, Chocolat, Atando cabos).

Como Spielberg en la infravalorada Atrápame si puedes (aquella en la que Leonardo Di Caprio interpretaba a un joven que se hacía pasar por médico, abogado y piloto de aerolíneas), Hallström aprovecha la confusa biografía de un timador para tomar lo que le parece e inventar lo que le interesa (tratándose de un estafador, no se va a molestar demasiado). El protagonista de la historia es Clifford Irving, un escritor segundón con una carrera que no acaba de arrancar. Irving mantiene todas las facetas de su vida familiar y profesional en un débil equilibrio inestable mientras envejece a toda velocidad. Así que decide inventarse una entrevista exclusiva con Howard Hughes, el excéntrico multimillonario que lleva catorce años sin hablar con la prensa. Una importante editorial muerde el anzuelo, e Irving, apoyado por su mujer y su fiel amigo Dick Susskind, se pone manos a la estafa.

Como es habitual en el cine de Hallström, el diseño de producción es impecable, con una lograda recreación de la América de Nixon. El guión no tiene grandes pretensiones pero está bien construido y consigue que, a pesar de que la importancia de lo que se narra es muy relativa, la acción avance con fluidez y el relato mantenga la intriga.

Pero, sin duda, el fuerte de la cinta son unas interpretaciones magníficas. Richard Gere está perfecto en su papel de timador, Alfred Molina en el de fiel y simplón amigo y Marcia Gay Garden como abnegada y original esposa. Les ayudan a lucirse una plantilla de secundarios de lujo entre los que vuelve a destacar Stanley Tucci.