La doble vida del faquir

Directores: Elisabet Cabeza y Esteve Riambau. Documental. 95 min. Jóvenes-adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En Saint Julià de Vilatorta hay un orfanato que data de finales del siglo XIX. Fue construido por iniciativa de miembros de la familia Bofill, quienes lo dotaron para que pudiera atender a cien huérfanos. La dirección y enseñanza fue confiada a religiosos. El colegio sigue existiendo y depende de las autoridades públicas.

En 1937 los niños del colegio protagonizaron una película de aventuras llamada “Imitando al faquir”. Carmina Sagués, hija del niño que hizo el papel de faquir, ha acudido al colegio con cinco protagonistas de aquel filme, les ha proyectado la película y les invita a recordar aquel rodaje, la vida en el orfanato durante la guerra, y a su padre.

La parte principal de este documental consiste en acompañar a unos simpáticos ancianos recordando aquellos tiempos, aquellos parajes y aquellos compañeros. Con ello habríamos cubierto el propósito de Carmina Sagués de conocer un poco más a su difunto padre. Desgraciadamente la cosa no acaba ahí. Ese documental no daría para más de una hora y para alcanzar el tiempo de explotación comercial (90 minutos) hace falta “redondear” la historia. Los guionistas del proyecto alargan inútilmente la cinta con una crítica al régimen de Franco.

Fernando Gil-Delgado