Kolya

Director: Jan Sverak. Guión: Zdenek Sverak. Intérpretes: Zdenek Sverak, Andrej Chalimon, Libuse Safrankova, Ondrez Vetchy, Stella Zazvorkova, Ladislav Smoljak. 107 min. Jóvenes-adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Llamó la atención en todo el mundo el checo Jan Sverak con su primera película, Escuela elemental, candidata en 1991 al Oscar al mejor film en habla no inglesa; ahora, en 1997, lo ha obtenido con Kolya, tras ser candidata al Globo de Oro y ganar el Gran Prix, el Premio Governor y el premio al mejor guión en el Festival de Tokio de 1996. Estos premios han movido al gran público a conocer este tipo de cine, no habitual en las carteleras, y tal vez le muevan a valorar su gran calidad, casi reservada hasta ahora a cinéfilos.

Ciertamente, Kolya es una película sencilla, tanto por el tema y su tratamiento como por la realización. La breve historia transcurre en Praga, en el verano-otoño de 1989, poco antes de la llamada Revolución de terciopelo contra la ocupación soviética. Un soltero ya maduro, mujeriego, violoncelista relegado por la situación política a tocar en los funerales del crematorio de la ciudad, recibe la propuesta de un amigo para que acepte -a cambio de dinero- un formulario matrimonio civil, con el fin de que una joven rusa pueda conseguir la nacionalidad checa. Esta joven tiene un hijo de cinco años, Kolya, con el que, debido a imprevistas circunstancias, se quedará el violoncelista.

Así, la narración fílmica despliega, con medida contención sentimental, la capacidad de ser generoso del solterón antes egoísta, y el acercamiento candoroso a él del niño Kolya. El marco de época coopera en la sobriedad y eficacia de los trazos psicológicos, afectivos, junto a un numeroso grupo de personajes secundarios, muy bien trazados e interpretados. Zdenek Sverak, padre en la vida real del director de la película, es el intérprete principal -sobrio y convincente- y autor del guión, no sólo interesante por lo que tiene de retrato de una época, por la encantadora y realista historia humana, sino por su perfecta construcción.

Pedro Antonio Urbina

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares