John Rambo

Guión: Sylvester Stallone. Intérpretes: Sylvester Stallone, Julie Benz, Paul Schulze, Matthew Marsden, Graham McTavish. 92 min. Adultos. (VXD)

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Veinte años después del estreno de Rambo III, el ya sexagenario Sylvester Stallone ha escrito, dirigido y protagonizado esta cuarta aventura fílmica del popular soldado de élite, que está haciendo una notable taquilla en Estados Unidos. Esta vez, John Rambo abandona su vida tranquila en Tailandia para conducir a la peligrosa Birmania a un grupo de misioneros cristianos, que llevan medicinas, alimentos y biblias a una zona selvática devastada por la guerra civil. Finalmente, el ex boina verde se implicará de lleno en el conflicto, junto a un grupo internacional de mercenarios, cuando los misioneros son secuestrados por una brutal facción del ejército birmano.

Se luce Stallone en su habitual interpretación estólida y sentenciosa, así como en su poderosa puesta en escena, narrativamente ágil y muy impactante en las secuencias bélicas, poco verosímiles, pero siempre claras y precisas. También funciona estéticamente su iconografía religiosa en torno al infierno birmano, el cielo que intentan traer los misioneros y el purgatorio permanente en el que vive Rambo, y del que en el fondo ansía escapar. Sin embargo, el conjunto se devalúa por un pesimismo excesivo -que, en cierta manera, asume la imposibilidad de mejorar las cosas-, así como una violencia claramente desmesurada y un poco sádica.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para socios de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres socio conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no eres socio, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.