Jimmy Neutrón, el niño inventor

TÍTULO ORIGINAL Jimmy Neutron: Boy Genius

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: John A. Davis. Guión: John A. Davis y David N. Weiss & J. David Stem y Steve Oderkerk. Dibujos animados. 85 min. Todos.

Tras el triunfo veraniego de Ice Age (Fox) sobre Lilo & Stitch (Disney) y Spirit (DreamWorks), entra también en liza Jimmy Neutrón, estupenda película en 3D de la popular productora Nickelodeon. El film optó al Oscar 2001 al mejor largo animado y recaudó más de 80 millones de dólares en Estados Unidos; un dato excelente si se considera que solo costó 25 millones. El personaje protagonista apareció por primera vez en 1995, en un breve corto de John A. Davis, fundador de la empresa de animación digital DNA. Con la ayuda del director Steve Oderkerk, logró que Nickelodeon produjera un piloto televisivo del personaje. Y quedó tan bien que dio lugar al actual largometraje.

Jimmy Neutrón es un pequeño genio de flequillo rebelde, hijo único de unos jóvenes padres algo ingenuos y alumno incomprendido del instituto de su barrio. Sus mejores amigos son un gordito patoso y un chaval algo bobo, fan entusiasta de un superhéroe de cómic. Y su gran enemiga es la feminista empollona de la clase. Entre los numerosos inventos de Jimmy destaca su versátil perro-robot, Goddard, que será clave cuando unos mocosos extraterrestres secuestran a todos los padres y madres de la ciudad. Tras la euforia inicial de los chavales, se organizarán en torno a Jimmy para llevar a cabo una singular odisea espacial.

Tanto los fondos como la animación de personajes son de una calidad inferior a los de otras superproducciones de animación digital. Sin embargo, Davis suple esta limitación con unos diseños de personajes divertidos y de gran expresividad. Esto da alas al chispeante guión, siempre imaginativo, con sutiles críticas sociales y un humor algo gamberro y escatológico, que sin embargo no enturbia el encendido elogio que ofrece del cariño familiar, la amistad y la educación de calidad. Además, incluye varias secuencias de acción muy espectaculares. Cabe esperar, pues, una nueva saga de animación, al menos tan divertida como las iniciadas por Rugrats o Ice Age.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares