Hotel Rwanda

Guión: Terry George y Keir Pearson
Intérpretes: Don Cheadle, Sophie Okonedo, Nick Nolte, Joaquin Phoenix, Desmond Dube, Antonio David Lyons, Jean Reno
121 min. Jóvenes.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El alemán Oskar Schindler, el italiano Giorgio Perlasca, el español Ángel Sanz Briz… Afortunadamente, también el bien se sigue encarnando en rostros con rasgos y colores diversos. Son esos héroes, a veces desconocidos, que desarman las sinrazones de tanto cinismo con la fuerza, sencilla pero irresistible, de la bondad humana. Hotel Rwanda dibuja con vigorosos trazos otro de esos rostros heroicos, esta vez tan negro como la riada de odio y locura a la que se enfrentó. Esta cinta, aspirante a tres importantes Oscar que al final no logró, recrea la historia real de Paul Rusesabagina, un hutu cristiano, gerente de un hotel de lujo de Kigali. Con valentía, astucia y la ayuda de su esposa, de raza tutsi, Rusesabagina logró salvar a más de 1.200 refugiados de una muerte segura durante el genocidio contra los tutsis que tuvo lugar en 1994. Le ayudan en su hazaña un aguerrido fotógrafo de guerra estadounidense -que graba las primeras imágenes de la matanza-, un coronel canadiense de las fuerzas de paz de la ONU -que se juega la vida y su carrera por proteger a Paul y sus refugiados- y una voluntaria de la Cruz Roja, desbordada por los trágicos acontecimientos.

Coguionista de En el nombre del padre y director de En el nombre del hijo, el cineasta norirlandés Terry George dosifica muy bien el excelente guión, que entrecruza las diversas tramas con emoción creciente, al paso que exalta la religiosidad del protagonista, el cariño que tiene a su familia, su amor al trabajo bien hecho y su inquebrantable solidaridad con todos. Además, George maneja la cámara con impactante veracidad -sin ocultar la crueldad del genocidio pero sin regodearse en ella- y dirige muy bien a todos los actores, especialmente a Don Cheadle, que realiza la mejor interpretación de su carrera. Queda así un vibrante testimonio fílmico, a veces altamente emotivo, sobre una de las últimas tragedias del siglo XX y uno de esos actos heroicos que permiten seguir confiando en la Humanidad.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares