Escuela primaria

TÍTULO ORIGINAL Obecna Skola

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Jan Svêrák. Intérpretes: Jan Tríska, Libuse Sanfránkobá, Zdenêk Svêrák.

Firma el guión de esta película el también actor Zdenêk Svêrák, padre del propio director. Su relato es el típico recuerdo de la infancia con el que muchos buenos escritores alcanzan una rara perfección. Aunque hay algún cabo suelto, lo conseguido es de gran calidad. De hecho, la película ha recibido numerosos reconocimientos internacionales de primera categoría, incluida una candidatura al Oscar.

La historia se centra en dos amigos, alumnos de primaria en una escuela de las afueras de Praga, durante el curso 1945-46. Los niños de su clase, de unos diez años, son en extremo difíciles, y un nuevo profesor, héroe en la recién terminada guerra mundial, tiene que venir a imponer autoridad; pero, además, se gana la admiración y el afecto de todos. Entre este espacio escolar y la casa del niño protagonista, con sus padres, se mueve toda la anécdota, mínima, marcada por la postguerra.

Aun siendo el guión base decisiva para su éxito, este primer largometraje de Jan Svêrák está realizado con particular competencia. Se trata de un trabajo sencillo -con esa sencillez fruto del esfuerzo y de las dotes personales-, sin estridencias, en el que la cámara se mueve con diáfana naturalidad y todo coopera con fluidez y eficacia, escuetamente, a la recreación de un mundo recordado.

Este universo infantil -aun teniendo en cuenta la guerra- es de una crueldad sobrecogedora. No se piense en encantadoras hazañas sentimentales, ni en divertidas picardías. Nada de eso: por ejemplo, los niños vuelven loca, en sentido estricto, a la profesora, que debe ser internada en un manicomio. No hay la más mínima referencia religiosa: lo más cercano a la piedad es la apología del hereje bohemio Jan Huss, que hace el profesor en clase. También el despertar sexual de los chavales se retrata con cierta dureza. A la vez, se muestran grandes virtudes humanas: el servicio a la verdad, la fidelidad, la valentía, el amor a la familia…, a la música. El fondo musical es principalmente, cómo no, de Dvorák.

Pedro Antonio Urbina

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares