Elisabeth Kübler-Ross: Acompañar a morir

Director y guionista: Stefan Haupt. Documental. Fotografía: Jann Erne, Christian Davi y Patrick Lindenmaier. Música: Klauss Wiese y Peter Landis. 98 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Nacida en Zurich en 1926 y fallecida en Arizona en 2004, la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross fue una de las mayores expertas mundiales en la muerte, los moribundos y los cuidados paliativos. Licenciada en Medicina en Zurich, en 1959 emigra con su marido a Estados Unidos, donde ejerció su profesión en Nueva York, Denver y Chicago. Allí comenzó a desarrollar sus experiencias con enfermos terminales, adultos y niños, que dio a conocer en 1969 en su libro On Death and Dying (Sobre la muerte y los moribundos: ver Aceprensa 151/93), que la hizo famosa en todo el mundo. En esa y otras doce obras, la psiquiatra suizo-estadounidense sentó las bases de los modernos cuidados paliativos, cuyo objetivo es que el enfermo afronte la muerte con serenidad y hasta con alegría.

Esta rica trayectoria es el objeto del documental Elisabeth Kübler-Ross: acompañar a morir, del suizo Stefan Haupt, que hilvana con fluidez y hondura imágenes de época, entrevistas a familiares y amigos de la doctora, y conferencias y declaraciones de ella misma, incluso poco antes de morir. El tono es hagiográfico, pero suficientemente objetivo como para mostrar también las sombras del personaje, así como su insuficiente formación antropológica y teológica, que le llevó a una ecléctica visión del más allá: inicialmente calvinista, cercana después al espiritismo y, finalmente, en la línea de un sincretismo panteísta, un punto anticlerical y alejada del catolicismo en cuanto al juicio particular y al infierno, realidades que ella no aceptaba.

En todo caso, resultan valiosas las reflexiones de Elisabeth Kübler-Ross sobre el valor de la religión en la atención a enfermos terminales y, sobre todo, sus emotivas entrevistas con algunos de ellos, que ponen de manifiesto su sensibilidad y su respeto por la dignidad de cada vida humana. Un respeto en las antípodas del ensañamiento terapéutico y del cruel materialismo individualista en que se sustenta la propaganda actual a favor de la eutanasia.

Jerónimo José Martín
ACEPRENSA