·

Mathieu tiene 33 años, es ejecutivo de una empresa próspera, está casado y tiene un hijo de siete años. Su única “frustración” es no haber conocido a su padre; ni siquiera sabe quién fue: él es el resultado de una rápida aventura de su madre. La historia comienza cuando recibe una llamada desde Canadá que le anuncia que su padre acaba de fallecer y le ha dejado en herencia un paquete. Mathieu decide ir a Montreal para el entierro y conocer a su familia. El hijo de Jean comienza como una anécdota curiosa en la vida cotidiana de un burgués, y cobra el carácter de una aventura en la que hay un misterio –uno pequeño– que resolver. Paso a paso, el espectador queda enganchado por aquel enigma familiar, y p ...

Contenido para suscriptores

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Léelo accediendo durante 15 días gratis a Aceprensa.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.