@buelos

@buelos

PRODUCCIÓN España - 2019

DURACIÓN 99 min.

PÚBLICOTodos los públicos

ESTRENO11/10/2019

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tres amigos. Jubilados. Uno de ellos, Isidro, no se resigna a estar sin trabajo y pelea por encontrar un nuevo empleo, más por tener una ocupación fuera de casa que por dinero. A los tres les piden que se ocupen de nietos. En los tres casos, se percibe que el sentido de familia está presente, pero con unos desequilibrios y desajustes que a todos nos caen cerca.

Santiago Requejo (Plasencia, 1985) se estrena en el largo con un melodrama sonriente que quiere ser sensible y emocionante, sin caer en la sensiblería o el ternurismo bobalicón. Es lo que cualquiera con sentido común y sentido dramático querría. El guion opta por tres protagonistas solidarios, aunque concede el mayor peso –especialmente en la presentación– a Isidro. Y me parece un error, porque es el personaje peor dibujado de la historia, con un actor con frecuencia demasiado intenso. Las tramas de los tres amigos avanzan bien e introducen a cuatro personajes femeninos muy interesantes, interpretados por actrices solventes que aportan mucho a la historia.

Esta película coral se pone a la sombra de las obras maestras de Capra, ese genio capaz de combinar la ternura con punzantes retratos de los defectos de una sociedad cínica e insensible que menosprecia la dignidad del que quiere ser bueno y honesto, aunque eso le acarree ser considerado un ingenuo. Como Capra, Requejo cree en las personas y en los personajes que ha creado, representantes de un millón y medio de españoles de 50 a 60 años que no pudieron seguir trabajando porque el mercado decidió que era más rentable prejubilarlos. En su conjunto, la película funciona y se ve con agrado e interés.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares