El plan de Xi Jinping para nacionalizar la religión

publicado
DURACIÓN LECTURA: 9min.
En mayo pasado, el gobierno chino promulgó el más reciente de una serie de nuevos reglamentos de materia religiosa. Todos obedecen a un plan impulsado por el presidente Xi Jinping: “chinizar” las religiones, para evitar toda “injerencia extranjera” por medio de ellas, y para que contribuyan a sostener el socialismo. El término chinización fue oficialmente introducido por Xi Jinping en 2015 durante un congreso de cuadros del Partido Comunista de China (PCC). El pistoletazo de salida de la campaña que debía llevarla a cabo fue el año siguiente, en la Conferencia Nacional de Trabajo Religioso, a la que también asistió Xi. El presidente marcó como objetivo general “apoyar a las religiones ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.