Las cabalgatas y lo grotesco

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La Navidad tiene sus polémicas, que empiezan a ser tan tradicionales como las propias fiestas que se celebran: la de los belenes en espacios públicos, la de las luces de las calles, o la del propio nombre de los festejos. Este año se ha sumado una más: las cabalgatas de Reyes. En el fondo, todas se refieren a la conveniencia o no de que las administraciones participen en la representación de ciertos motivos religiosos. Ciertamente, como en otras polémicas “de

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares