Juan Pablo II acepta la invitación para visitar Irak

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 47s.

Roma. Juan Pablo II aceptó la invitación cursada por la jerarquía católica y el gobierno de Irak para visitar el país. La visita se realizaría en el marco de la peregrinación que el Papa desea hacer por Tierra Santa con ocasión del Jubileo del año 2000. En suelo iraquí, en efecto, se encuentra Ur de Caldea, tierra natal de Abraham.

La noticia de este viaje, aunque todavía genérica, la dio en Roma, el pasado 18 de febrero, Raphael I Bidawid, patriarca de Babilonia de los Caldeos, rito al que pertenenen los ochocientos mil católicos del país (sobre un total de veinte millones de habitantes). Y aunque la invitación y la respuesta son de hace ya un año, el hecho de que la hiciera pública durante los momentos de mayor tensión por la nueva crisis del Golfo fue como una muestra de la atención con que el Papa viene siguiendo la situación. El patriarca caldeo volvió a agradecer a Juan Pablo II que “hable en nuestro favor, no en favor del régimen sino del pueblo que sufre”.

En las últimas semanas, además de las alocuciones públicas, entre las que figura el discurso al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede, el Papa ha puesto en marcha algunas iniciativas diplomáticas. Concretamente, alentó vivamente el viaje a Bagdad del secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, a quien envió un mensaje personal el pasado 14 de febrero.

La Santa Sede se ha manifestado repetidamente contra el embargo a Irak impuesto en 1991. “La historia demuestra -declaró el Secretario de Estado, cardenal Angelo Sodano, el 17 de febrero- que quien sufre por el embargo son siempre los niños, los ancianos, los pobres, la parte más débil de la población. El embargo no afecta, ciertamente, a la clase dirigente”. El prelado recordó que esta postura de la Santa Sede ha sido constante, como se ha visto durante el conflicto de Bosnia y “como ha repetido con valentía el Papa durante su reciente visita a La Habana”.

Diego Contreras

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares