Conversiones al cristianismo en Afganistán

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 53s.

Neyaz Farooquee escribe en The New York Times sobre afganos conversos al cristianismo. “La protección al cristianismo ha sido mayor a medida que la presencia de EE.UU. aumentó en Afganistán, tras la caída de los talibanes”, afirmó Obaid Jan, un pastor cristiano de 33 años.

Sin embargo, muchos cristianos conversos huyeron de Afganistán alrededor de 2005, por temor a que su nueva identidad religiosa fuera pública. La mayoría llegó a la India, después de que sus iglesias secretas fueran filmadas en un vídeo y aparecieran en Noorin TV, una cadena de televisión con sede en Kabul, en mayo de 2009. “Alrededor de cien cristianos huyeron a la India en 2009”, dijo Jan. En 2010, un miembro influyente del Parlamento afgano, Abdul Sattar Khawasi, pidió la muerte de los conversos: “Los afganos que aparecieron en el vídeo deben ser ejecutados públicamente’”, dijo. “Se nos puso a todos en peligro, así como a los otros miembros de nuestras familias que eran musulmanes”, cuenta Jan, que trabajaba para una organización no gubernamental de Kabul.

Los afganos conversos emigrados a la India consiguen trabajo con dificultad,pero su situación es más segura que en su país de origen

Sin libertad religiosa, de hecho
La inmensa mayoría de afganos, cerca del 99%, son musulmanes: el 80-89% suníes y solo el 10-19% chiíes. Afganistán reconoce la Declaración Universal de Derechos Humanos, que incluye la libertad de elegir religión. El país también ha firmado y ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, pero se adhiere a una interpretación conservadora de la ley islámica.

Con los años, las minorías religiosas que se enfrentan a persecución en Afganistán han huido a diferentes partes del mundo. La mayoría de los cristianos conversos afganos han elegido la India. Según el Informe de Libertad religiosa 2012 de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), en Afganistán tal libertad está enormemente limitada: “Aunque la Constitución declara que ‘los fieles de otras religiones pueden ejercer su fe libremente y celebrar sus ritos dentro de los límites establecidos por la ley’ (…), otro de los artículos determina que ‘ninguna ley puede ser contraria a las creencias y disposiciones de la sagrada religión del islam’”. Según AIN, “la pequeña y vulnerable comunidad cristiana de Afganistán tiene que practicar su fe de forma clandestina sin que haya ninguna iglesia en todo el país. Sus miembros son objeto de arrestos y violencia. Los pocos cristianos afganos que existen son en su mayoría conversos del islam, por lo que se ven obligados a ocultar s fe para no poner la vida en riesgo”.

Según un artículo del año pasado en ASSIST News Service, los funcionarios del país reconocen que el cristianismo ha atraído en especial a algunos jóvenes, y se ha extendido en las elites afganas. Aunque ha habido una emigración considerable, varios miles de conversos cristianos continúan en Afganistán, a pesar de la persecución.

Obaid Jan comenzó su giro hacia la religión cristiana al ver la angustia por las luchas internas entre las distintas facciones musulmanas en Afganistán: “Todo el mundo en Afganistán afirmaba ser un verdadero musulmán, y seguía luchando (…) No pude encontrar un solo musulmán en ellos”, afirma. Luego conoció a algunos misioneros cristianos. “Que Dios haya dado a su hijo a sus fieles cristianos es lo que me atrajo hacia la fe”.

La pequeña comunidad cristiana de Afganistán tiene que practicar su fe de forma clandestina

La diáspora cristiana en la India
Pese a que la India sirve de refugio a muchos afganos convertidos al cristianismo, allí la vida no es fácil para ellos. Jan explica que “no todos tienen permiso de residencia”. La India tiene una larga tradición de conceder el estatuto de refugiados a tibetanos y cingaleses, pero los inmigrantes procedentes de países que no limitan con la India deben solicitarlo a través de la agencia de refugiados de la ONU. Sino lo obtienen, pueden ser expulsados.

Los conversos afganos refugiados que viven en Delhi se enfrentan también a la hostilidad de los refugiados afganos musulmanes, que los consideran apóstatas. Respecto a la educación, los hijos de los refugiados cristianos afganos asisten a escuelas administradas por el gobierno o por la YMCA. A pesar de las adversidades, Obaid Jan siente cierta seguridad y esperanza: “Nuestra comunidad [cristiana] en la India está aumentando (…) Espero que no tengamos que emigrar de nuevo”.