Más seguridad, menos libertad

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Tras las matanzas del 11-S en 2001, Estados Unidos reaccionó aprobando medidas de vigilancia que recibieron el aplauso de la mayoría. Hasta que hace dos años Edward Snowden dio a conocer la magnitud del espionaje que los servicios de seguridad estaban llevando a cabo sobre propios y extraños. Las revelaciones provocaron indignación también en el extranjero. Pero ahora, varios de esos países han sufrido el zarpazo del terror y han respondido “a lo Bush”. Canadá, Francia, Gran Bretaña, Australia han

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares