Gugu Mbatha-Raw
Esta fusión de cuentos no termina de ser la película que anuncia su imaginativa premisa.
Este retrato gélido sobre la corrupción del sistema democrático a manos de los “lobbies” rebate la idealización de la política de algunas series americanas.
Un poderoso arranque bélico, la creciente tensión dramática y el buen hacer de los actores consiguen que olvidemos un guion irregular.
Tom Hanks se vuelve a poner detrás de la cámara para rodar una pequeña comedia romántica.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.