EE.UU.: cada vez más universitarios buscan trabajo en el extranjero

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 25s.

En México se les conoce como los “espaldas secas”. Un giro irónico referido a los millones de mexicanos -“espaldas mojadas”- que cruzaron el Río Grande para procurarse un trabajo en Estados Unidos. Son jóvenes norteamericanos recién licenciados que no encuentran trabajo en su país y deciden probar suerte más allá de las fronteras.

Tener experiencias en el extranjero siempre ha atraído a los posgraduados norteamericanos. Pero ahora ese interés se ha convertido en necesidad, porque la economía no consigue dar trabajo a los 12 millones de estudiantes universitarios. Cada vez más licenciados buscan trabajo fuera de su país. Sólo en Standford el 14% de los graduados en 1994 ha optado por esta solución, frente al 6% en 1989. Algo similar ha ocurrido en las demás universidades americanas, desde UCLA hasta Harvard. Los profesores son conscientes de que los alumnos pueden sacar más partido a sus conocimientos en lugares menos desarrollados como México o la antigua URSS y les animan a que estudien otros idiomas.

Los lugares elegidos se concentran en tres grandes áreas: la costa del Pacífico, no sólo las prósperas Hong Kong o Tokyo, sino también China, Vietnam o Camboya; los países del Este de Europa y de la antigua Unión Soviética; y Latinoamérica, especialmente México que, tras el Acuerdo de Libre Comercio vigente desde enero de 1994, se ha convertido en el principal mercado potencial de Estados Unidos. Las compañías norteamericanas de caza talentos estiman que desde 1990 se ha cuadruplicado el número de jóvenes licenciados estadounidenses que entran anualmente en México, hasta alcanzar la cifra de 20.000.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares