Educación cívica: ¿la hora de “los míos”?

publicado
DURACIÓN LECTURA: 5min.
En teoría, la educación cívica debería servir para inculcar a los jóvenes valores comunes a todos, empezando por el respeto a quienes piensan y viven de forma diferente a la nuestra. Pero la experiencia reciente en Estados Unidos y España muestra que se ha convertido en un frente decisivo de la batalla cultural. Planteada en abstracto, sin contenidos concretos, la educación cívica es vista por la mayoría de estadounidenses –el 56% de demócratas y el 56% de republicanos de una muestra representativa de 1.000 adultos– como la mejor herramienta frente a la polarización. El problema es que, tal y como la conciben muchos hoy día, una materia pensada para unir ya es una de las más divisivas. Lo c ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.