Taika Waititi
Nueva entrega de las aventuras de Thor: entretenida y gamberra, pero no una gran película.
La serie con la que se estrenó la nueva plataforma de Disney ha sido una de las ficciones televisivas más laureadas en los últimos meses.
Una parodia del nazismo que no banaliza, sino que más bien desenmascara la ideología nazi, y que se centra además en el amor de una madre por su hijo.
Al ritmo y a la acción acostumbradas de la saga, esta tercera entrega añade un giro a la comedia disparatada, sin renunciar a las reflexiones shakesperianas.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.